lunes, noviembre 5

9 días



Vuelve pronto, te esperamos mi soledad y yo
Alejandro Sanz.

“La esperanza vuelve a tener su característico olor”.
Piensan mis brazos que vuelven a sonreír
con aquellas canciones de amor
que imaginan saliendo de tu dulce voz.

Nueve días para saltar a tu barca,
con mis dedos acariciar tu espalda.
Soñando de la mano el conquistar España,
El Mundo, las plazas y sus camas.

domingo, octubre 28

Tardor



És tardor i plou.
Me organice para ver el partido.
Entremedio pienso en ti
y me das rabia,

em fa riure

como un loco volado
te llevo en el corazón

domingo, octubre 14

Jet lag


Te he culpado a ti
por mi dificultad para dormir.

Tras algunos días descubrí,

que me faltas tú.

martes, octubre 9

1eras aproximaciones a España


Tardes noventeras de fútbol ante el televisor,
familia, vecinos y Bam Bam en el Real.

Escolaridad y su historia complacista con lo blanco eurocentrista.
Billete regalado por mis abuelos con Pedro de Valdivia como protagonista,
y el recuerdo de dos palabras:

M  a d  r e             P a t r i a

¿Madre patria?
Nuestra Madre patria es España, repetían.
Pues poco o nada saben de amor de Madre e Historia si eso nos enseñaban.


Mi madre patria tiene nombre,
y nunca se llamó España.
Mi madre patria se llama

Carmen Rojas de Atacama.


lunes, agosto 13

Tiempo


El tiempo sin ti, es empo”.
Charly Badulaque
La ciencia lo avala, existe.
Sigo dudando, cuestionándolo.

Fumando lo siento y reflexiono:

Hoy estoy parado junto a ti
Aquí
en esta Partícula.

Yo no sé mañana



¡Celebremos!
Podemos acariciarnos.

viernes, agosto 10

En el Calvo y Bascuñán preferí contemplar el mar




Una ventanita al Pacífico
que invita a la contemplación de lo divino.
Apreciando el instante, lo perecedero y superfluo
del fútbol y la poesía.

Una ventanita al Pacífico
que muestra el verdadero espectáculo
que es el Océano
y no los veintidós del frente.

Una ventanita al Pacífico
que elimina el sopor y bodrio
que son los futbolistas
con corazón de capitalistas.

Una ventanita al Pacífico
que serena y relaja
la mente y el cuerpo,
mientras en la cancha

el equipo de la cacha.

domingo, julio 15

De Rusia con amor I


Portugal 3 – España 3

Los Mundiales son cada cuatro años.
Amores como el nuestro
no tienen medición, ni tiempo,
pues son regalos del gran arquitecto.

Por lo tanto, perderse el encuentro
por adorar vuestro cuerpo,
vale mucho más
que victoria en los descuentos.